Perro de exterior. ¿Qué caseta elijo?

Cuidados de la mascota Consejos mascoteros Cuidado de los animales

09 de Septiembre de 2017

No hay una respuesta única a esta cuestión, pero podríamos generalizar con la siguiente afirmación: si se trata de un perro sano y dispone de un refugio adecuado, sí.

Cuando hablamos de un perro sano nos referimos a perros adultos que no tengan ningún tipo de enfermedad y que sus características físicas le permitan adaptarse a las condiciones climáticas de su lugar de residencia. Para estar seguro de que tu perro no va a sufrir si vive en el exterior es importante que visites al veterinario y le haga una revisión general a tu amigo de cuatro patas.

Por lo que se refiere al refugio que debemos proporcionarle a nuestro perro en caso que acordemos que va a vivir en el exterior, debes tener en cuenta que existe una gran variedad de casetas que se pueden adaptarse a tus necesidades y a las de tu mascota. Antes de elegir la tuya, ten en cuenta estas pequeñas recomendaciones.

Tipos de casetas para perros 

  • Casetas de resina: son de fácil limpieza y resistentes a la humedad, sin embargo no son muy aislantes del frío por lo que debes evitarlas si vives en zonas de clima extremo. 
  • Casetas de madera: si la madera es de calidad y está ensamblada de forma adecuada es una buena opción como aislante del frío. Es mejor que disponga de una pequeña cámara de aire entre la parte interior y exterior que mejore el aislamiento. Ten en cuenta que debe incorporar un techo que proteja de la lluvia o la nieve. La mayoría están construidas con madera que ha recibido algún tratamiento impermeable pero éste va a estropearse con el tiempo. Es vital que realices un buen mantenimiento de este tipo de casetas. A diferencia de las casetas de resina, las de madera son más difíciles de limpiar y pueden facilitar el crecimiento de bacterias, hongos e insectos.
  • Refugios de obra: aunque sea la opción más costosa, si están bien diseñados, son la opción más eficaz a la hora de proteger a tu mascota del frío, el viento y la humedad. Deben estar construidas con material de calidad, evitando el uso de productos nocivos, o materiales irritantes que puedan producir lesiones. Algunos incorporan sistemas de calefacción que aportan un confort excepcional.

Otras cosas a tener en cuenta a la hora de elegir la caseta de perro.

Recuerda proporcionar siempre un suelo blando: ya sea una cama, un almohadón o una hamaca, ya que los perros deben dormir sobre una superficie blanda para evitar lesiones en las zonas articulares y mejorar su confort.

Vigila también la higiene de tu perro: los animales que viven en el exterior se ensucian mucho más y mucho más rápido que los que habitan dentro de casa. La higiene es imprescindible para mantener una adecuada salud, pero en los meses de invierno los baños no suelen ser frecuentes. Por esta razón, ayúdate del uso de toallitas higiénicas para la limpieza e higiene diaria de tu perro.

Por último, asegúrate de que tu perro está a gusto todos los días, pero sobretodo los días de frío más extremo, en los que tal vez debas añadir medidas extras de protección.