03 de Diciembre de 2018

A nadie le gusta pensar en los últimos momentos de su fiel compañero de vida, pero es algo inevitable.

Cuando nos encontramos en esa situación debemos tomar la importante decisión de acompañarle o no en sus últimos minutos. No olvides que tú eres su humano preferido y al verse en una sala junto a un desconocido, lo primero que hará será buscarte en busca de consuelo.

En un momento así, recuerda estar a su lado hasta el final.