Consejos para la higiene de tu cachorro

Consejos para la higiene de tu cachorro

No es recomendable bañar a un cachorro antes de los 3 meses de edad, ya que no han acabado su calendario de vacunación. También debemos tener en cuenta que, si el cachorro aún está mamando, al bañarle con agua, puede que la madre lo rechace por no reconocer su olor.

Además, si con el baño nuestro cachorro se enfría y no le secamos correctamente, puede que sus defensas bajen y se resfríe. Por este motivo, muchos veterinarios creen que es mejor prevenir y reducir riesgos en la salud de los cachorros evitando los baños con agua.

¿Y si mi cachorro se ensucia antes de los 3 meses?

No obstante, sabemos que los cachorros son inquietos y muy exploradores, ya que están descubriendo el mundo que les rodea. Así que puede ser que se ensucien con mayor frecuencia que un perro adulto. ¿Qué podemos hacer entonces?

Lo mejor será utilizar el Shampoo Espuma Seca de Sano&Bello que nos permite limpiar zonas concretas y sin necesidad de entrar en contacto con el agua.

 

Después de cumplir el calendario de vacunación, podemos seguir utilizando el Shampoo Espuma Seca, ya que seguro que nuestros pequeños peludos seguirán buscando aventuras que harán que sus patitas se ensucien.  Debemos tener en cuenta que a los perros no podemos lavarles a diario con agua y champú especial para perros, ya que los baños tan frecuentes pueden causar picores o irritaciones en la piel. La frecuencia ideal de baño es una vez al mes o cada tres meses, dependiendo del animal. Así que, si ocasionalmente se ensucia, podemos utilizar el Shampoo Espuma Seca para limpiezas parciales.

¿Cómo se utiliza el Shampoo Espuma Seca de Sano&Bello?

¡Su aplicación en spray es de lo más fácil!

Solo tienes que agitar el envase antes de utilizarlo, levanta el pelo de la zona que vayas a lavar con una mano y con la otra, apretando el pulsador, dirige el Shampoo Espuma Seca contra el pelo. Distribuye la espuma uniformemente y enjabona por partes, ¡nunca todo de una vez! Frota la parte enjabonada con un paño seco y verás cómo la suciedad se deposita en el paño. ¡Y tu mascota estará limpia y su pelo como nuevo!