10 trucos para que mi perro no huela mal

Consejos mascoteros Cuidado de los animales

13 de Septiembre de 2017

En primer lugar, hay que descartar una enfermedad de la piel como sarna u hongos, lo normal será que el mal olor sea consecuencia de agentes externos.

Es importante recordar que los perros tienen un olor característico incluso cuando están limpios, por lo que no por más aseo se consigue un mejor olor. Debemos respetar estos olores y preocuparnos sólo cuando son olores muy fuertes o en zonas concretas. En ese caso es cuando debemos llevarlo al veterinario.

Para el mal olor provocado por los agentes externos del día a día, existen trucos que los mantienen a raya y los hace más llevaderos a las personas que no están acostumbradas a ellos. Los propietarios, por el contrario, acaban inmunes al olor de sus mascotas y se acostumbran.

Cómo eliminar el mal olor de tu perro

1. Lavarlo con champús de calidad adecuados para su pelaje

El pelaje de tu mascota tiene unas características determinadas por su raza, su edad y sus posibles enfermedades o problemas. Utiliza champús de calidad recomendados por tu especialista que limpien y protejan el pelo y la piel de tu perro. El Champú neutrolor de Sano&Bello, por ejemplo, está indicado para su uso frecuente y a partir de los 3 meses de edad, por lo que es ideal tanto para cachorros como para perros adultos. Deja el pelo brillante y fuerte y hace desaparecer los olores. Otra opción es el Champú espuma seca de Sano&Bello que está indicado si tu perro está convaleciente, cachorros después de la vacunación o cuando tu mascota sólo necesita una limpieza parcial.

 

2. Secarles tras el baño

La humedad es un gran enemigo para la piel de tu mascota. Tanto si tiene el pelo largo como si lo lleva corto, asegúrate de secarle bien tras el baño. De esta forma mantendrás el equilibrio de la piel y evitarás el crecimiento excesivo de bacterias, levaduras u hongos.

 

3. Enjuagarlos con agua tras un baño en el río, charcos o el mar

Sabemos lo que disfrutan nuestras mascotas jugando en lodazales, ríos y pantanos. No les vamos a privar de ello, pero si los lavamos con un champú adecuado y les secamos bien evitaremos que huelan a agua estancada o a mar durante el resto del día.

 

4. Ofrecer una alimentación de calidad

La nutrición de nuestros animales se nota en primer lugar en su pelaje. Dale una dieta equilibrada y fabricada con productos de calidad a tu perro para que su pelo este perfectamente sano.

 

5. Cepillarlos a diario

Es importante evitar la acumulación de pelo muerto que impide la aireación del pelaje y favorece la acumulación de suciedad y nudos. Dedícale un momento de mimo al día para cepillarle y eliminar todo el pelo sobrante.

 

6. Tratar de inmediato las enfermedades de la piel

Cualquier problema que sufra la piel de nuestro perro va a facilitar la aparición de infecciones que causarán mal olor. Por esto y para proteger a tu mascota, llévala al veterinario al primer signo de alteraciones de su piel o su pelo.

 

7. Proteger frente a parásitos que pueden dañar su piel

La presencia de parásitos externos como pulgas o garrapatas facilita las infecciones de la piel que van a conllevar olores indeseables de su pelaje.

 

8. Utilizar toallitas

 Son perfectas para ocasiones en que necesitemos una limpieza rápida, cómoda y eficaz. Utilizarlas es muy cómodo y práctico para eliminar la suciedad del pelo, pelaje, patas, orejas, etc. y además van a aportar un perfume suave y agradable a tu perro. Por ejemplo, Sano&Bello dispone de dos tipos de toallitas. Las toallitas Higiénicas clásicas y las Toallitas Higiénicas con Cidronela que repele a los mosquitos y que son perfectas para usar en verano. Ambas son respetuosas con la piel ya que no contienen alcohol.

 

9. Lavar con frecuencia sus camas

La cama de tu perro acumula pelo muerto y suciedad que puede oler mal. Cuando tu perro se tumbe, aunque esté recién lavado, va a adquirir el mismo olor de su cama. Por esta razón es imprescindible que la mantengas limpia y desodorizada.

 

10. Cuidar la higiene de orejas y dientes No siempre es el pelo de tu mascota lo que hace que huela mal

A menudo unosdientes sucios o llenos de sarro son el origen del mal olor. También la secreción de los oídos provoca que nuestra mascota huela tremendamente mal, sobretodo en caso de infecciones. Limpia frecuentemente los oídos y dientes. Llévale a tu veterinario si su estado no es perfectamente sano.

Os vamos a dar un consejo extra. Para esos días que tras el paseo del parque no hay tiempo para una buena ducha, el spray Neutrolor Ambiente de Sano&&Bello es la opción más rápida para acabar en tu hogar con los malos olores de tu mascota. Se utiliza como un ambientador para neutralizar el olor de tu perro o gato y mantener el ambiente de tu casa limpio y fresco.